Postigo

Yo, Claudio

José García Sánchez

Yo, Claudio

Política

Marzo 20, 2020 22:59 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

Repentino defensor de la salud de los mexicanos, Claudio X. González ahora vuelve a atacar al gobierno federal por no considerar que las medidas contra el Coronavirus son las adecuadas.


A este señor no le interesa la salud de los mexicanos, porque como miembros del patronato de Televisa, le es indiferente que a través de sus canales se transmitan comerciales de bebidas alcohólicas que arrojan más muertes que el Coronavirus, pero además anuncian productos Bimbo, o Coca Cola, tan dañinos o más que la pandemia que hora le preocupa detener.


Esto estaba preparado desde la llegada del Coronavirus a México, incluso con una juez a modo o, por lo menos, conocida y una sentencia apalabrada podría ser, hay tribunales completos que se venden, los jueces no son la excepción.


El PAN había preparado una conferencia de prensa donde se arremetía contra el gobierno federal precisamente con los mismos argumentos que ahora Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, a través de su líder entregado en cuerpo y alma a esta grilla, Claudio X. González y la ex coordinadora de asesores del panista Santiago Creel, cuando era secretario de Gobernación, María Amparo Casar, lo hicieron con la demanda contra el sector salud.


Los emisarios del pasado, quienes se beneficiaron, hasta la saciedad de canonjías y prebendas, ahora recurren a un juzgado administrativo para que ordene al gobierno del presidente López Obrador implementar medidas preventivas y acciones para detectar las personas infectadas con el virus SARS-CoV-2, ya que ’la inactividad y falta de intervención oportuna respecto a dicho lineamiento se puede traducir en el avance del virus referido e incluso en la propagación en el territorio mexicano, con lo que resultaría imposible restituir a la parte quejosa en el disfrute al derecho humano de la salud y la vida’.


El virus avanza en todo el mundo, se dijo, por gobiernos de derecha de izquierda, del centro y los demás, que no podría evitarse su propagación, pero ahora resulta que la culpa de que haya el primer muerto en México es culpa del sector salud, a pesar de que México, a pesar de su posición geográfica, es de los países menos afectado por el Coronavirus.


Pero el muerto, o los deceso que vengan, es lo menos importante para estos personajes más ligados al salinato que a la beneficencia pública, por ello dejaron salir esta demanda ante las múltiples filtraciones que hubo de la conferencia de Marko Cortés acusando al Presidente de ’asesino’, algo debían hacer y la asociación, que todavía tiene el cinismo de pedir dinero para seguir trabajando ayudando a México: Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, productora del dique documental sobre educación que narró Loret contra Elba Esther Gordillo, debía salir con su intervención para desgastar más que para salvar vidas o proteger la salud de los mexicanos.


La credibilidad de esta sociedad, de sus líderes y de sus medios ha estado en duda desde hace mucho tiempo, pero ahora la jueza Ana Luisa Priego, considera que tienen razón y actúa en consecuencia.


El subsecretario de Salud es una autoridad, inclusive con reconocimiento mundial, en el tema de las epidemias o pandemias, categoría que nadie de los miembros de esa fundación puede decir. Su especialidad es el sabotaje, el golpismo, sembrar el terror, el descarrilamiento de los gobiernos que consideran enemigos, y muy apegados a la práctica de la corrupción.



Los defensores del aeropuerto de Texcoco, no saben nada de medicina, pero sí de la mejor manera de desprestigiar, campeones del rumor y al especulación, muestran su nostalgia por el dinero del erario público a través de medidas que deberían ser incluso castigadas, porque implica una distracción del sector Salud, sólo para satisfacer su sed de venganza y desestabilizar un proceso que existe, de lo cual hay evidencias, pero que ellos quieren manipular, así como manipularon precios de medicamentos y sembraron el terror para que la población los adquiriera como indispensables.


Sólo un ejemplo de esta criminalidad, Claudio X. González forma parte esencial del Patronato de Televisa, donde había un programa que invitaba a la automedicación, llamado Información que Cura, donde una locutora y doctora recetaba, bajo el patrocinio de los diferentes laboratorios farmacéuticos.


Esto era permitido a pesar de que representaba un verdadero a tentado contra la salud, y en su caso, un crimen.



Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.